[ANÁLISIS] Garmin Edge 830

Hasta llegar al Garmin Edge 830 han tenido que pasar varias generaciones de este dispositivo. Y es que el primero de la serie 800 salió hace casi una década, con una pantalla táctil más que mejorable pero que a la vez fue una introducción muy interesante en el mundo del ciclismo.

En la actualidad, el Garmin Edge 830 ha ido mejorando tanto en características técnicas como en otras prestaciones, por lo que es un aliado fundamental para cualquier ciclista veterano que quiera mejorar salida tras salida.

Descubre todo lo que tiene que ofrecerte el GPS Garmin Edge 830 para mejorar tu experiencia sobre la bicicleta. Conoce sus características, las funciones más destacables y todas las ventajas que puede aportarte.

GARMIN EDGE 830

GARMIN EDGE 830

Características del Garmin Edge 830

En lo que respecta a las características más técnicas, el Garmin Edge 830 dispone de:

  • Mide 82 mm de alto, 50 mm de ancho y 20 mm de grosor. Su peso es de 79,1 gramos, por lo que en general es un dispositivo pequeño y cómodo encima del manillar.
  • La batería que viene integrada en el dispositivo Garmin asegura una autonomía de 20 horas a pleno rendimiento.
  • Pantalla táctil y a color de 2,6 pulgadas. Cuenta con una resolución de 246 por 322 pixels, por lo que la imagen se ve bastante nítida.
  • Dispone de un sensor integrado de altímetro barométrico.
  • Dispone de conectividad con sensores remotos a través de ANT + y Bluetooth.
  • Resistencia al agua IPX7.
VER PRECIO

En resumen, el Garmin 830 es bastante similar a sus predecesores, pero es en las nuevas funcionalidades donde comienza a destacar respecto a ellos. Dispone de todas las funcionalidades básicas que se espera de un ciclocomputador moderno.

Ubicación exacta y muy precisa

El Garmin Edge 830 recoge las bondades de otros dispositivos similares y mejora la precisión de su sistema de localización. Es decir, con este GPS podrás ubicarte gracias a GLONASS y Galileo, asegurándote de que en ningún momento pierdas la dirección.

Los mapas que tiene preinstalados son más detallados e intuitivos, que en conjunción a la pantalla táctil hará que la navegación para colocar pins y gestionar la ruta al momento sea mucho más cómoda cuando estás encima de la bicicleta.

Diseñado para MTB y subida a puertos

Algunos ciclocomputadores no llevan muy bien lo de las alturas, pero no es el caso para el Garmin Edge 830. Gracias a su altímetro barométrico es capaz de ofrecerte métricas específicas para los que practican el MTB, como por ejemplo la distancia y duración de los saltos.

También, y gracias a la función ClimbPro, el dispositivo se puede centrar en los diferentes puertos que pueda tener tu ruta y mostrarte la distancia y elevación específica de cada uno de ellos, en vez de todos los parámetros de subida de la ruta en general.

Cuida de tu salud

Aunque no utilices sensores externos, como los de frecuencia cardíaca, el software del Garmin Edge 830 puede estimar cuándo es el momento más adecuado para hacer una parada y comer o rehidratarse, ayudándote a gestionar mejor el cansancio y la recuperación.

También dispone de control dinámico de rendimiento, logrando que a través de parámetros como la altitud, el calor y la humedad puedas gestionar mejor todo el esfuerzo físico que está realizando durante la ruta en bicicleta.

Función de alarma y caída

A muchos ciclistas se les pone la piel de gallina cuando tienen que dejar su cara bicicleta para descansar y no tener a la vista, como por ejemplo cuando entras a una cafetería. El Garmin Edge 830 cuenta con una función de alarma que, en caso de que note que la bicicleta se mueve, te envíe una notificación al teléfono móvil.

También es destacable que, si se da la casualidad, el Garmin Edge 830 se cae de la bicicleta durante la ruta, te indicará en la aplicación el último punto donde ha perdido la conexión con el smartphone para que puedas recuperarlo con facilidad.

GARMIN EDGE 830

GARMIN EDGE 830

VER PRECIO
PROS
  • La calidad de la pantalla y de los mapas es muy buena, ayudando a que se pueda reconocer mejor la ruta y aquellos obstáculos que uno puede encontrarse.
  • La pantalla táctil facilita toda la configuración posible del GPS directamente desde el propio dispositivo, dependiendo menos del uso del móvil y la aplicación correspondiente.
  • La autonomía de 20 horas es ideal para aquellos que les encanta perderse bien lejos de casa, con capacidad suficiente para ir y volver de sitios bien alejados sin preocuparte.
  • La precisión de la ubicación a través de GPS, GLONASS y Galileo es muy buena.
  • Las funciones específicas de MTB y de altura, ideales para aquellos que les guste el desafío, los saltos e ir siempre un paso más allá.
CONTRAS
  • La pantalla táctil en movimiento y en ciertos terrenos puede ser difícil de manipular, por lo que es posible que tengas que detenerte momentáneamente para ello.
  • Muchas funcionalidades nuevas son específicas, siendo muy probable que las pruebes una o ninguna vez.
  • El diseño del dispositivo es bastante básico, pudiendo ser mejor si se tiene en cuenta las tecnologías actuales disponibles para ciclocomputadores.

¿Vale la pena comprar el Garmin Edge 830?

Sin duda, el Garmin Edge 830 es un gran avance respecto a modelos anteriores, como el 530. Con mayores prestaciones técnicas y funcionalidades interesantes, puede ser el ciclocomputador que necesitas para tus salidas de los domingos. Aun así es posible que no lo aproveches al 100%.

Si ya has tenido experiencia con otros dispositivos Garmin, ya sea de la serie 800 como anteriores, encontrarás en el 830 una gran mejoría respecto a todo. Y para los que quieren un primer contacto, el Garmin Edge 830 les aportará una gran cantidad de comodidades a la vez que una curva de aprendizaje muy suave.

Su precio se eleva bastante, sobre todo respecto a modelos anteriores, pero todo lo que integra y puede aportar vale la pena. Si eres un ciclista asiduo y que le gusta hacer largas rutas, el Garmin Edge 830 no te decepcionará.

Jesús Jiménez